¿Qué se siente ser adicto(a) a algo?

Es obvio que si nunca ha experimentado la adicción, es bastante difícil comprender lo que se siente ¿Qué motiva a un adicto a perseguir su adicción a pesar de los costos? La experiencia de adicción de cada persona es única. Este artículo está destinado a fomentar la comprensión de las personas con adicciones, no a representar o estigmatizar a ningún individuo o grupo.

Sentirse excluido(a)

Imagine por un momento que nunca se sintió realmente cómodo(a) con quién es usted. Podría ser porque falló en todo lo que intentó o porque nunca estuvo satisfecho(a) con el nivel de éxito que logró. Podría ser porque tuvo pensamientos y emociones que le hacían sentir diferente de otras personas, particularmente si sentía que no era tan bueno(a) o adorable como los demás. O tal vez le dijeron, o le mostraron, que usted no era bueno(a), sin valor, o que existía solo para satisfacer las necesidades de otras personas.

Las cosas por las que la gente que le rodea se sentía bien, ninguna le hizo sentir bien a usted, ya sea porque se las negaron o porque la experiencia fue vacía e insatisfactoria de alguna manera.

Sentirse atrapado(a)

Luego imagine que tiene una experiencia: bebe, toma un medicamento, gana una apuesta o un juego, tiene una experiencia sexual, come en exceso o compra algo para usted, y de repente, todo se siente genial. Siente que el éxito es fácil y adecuado para usted, que tal vez otros no entienden, pero ahora se siente bien de estar vivo(a).

Finalmente, hay algo de lo que puede depender para sentirse bien.

Para un adicto a la comida, puede ser fácil obtener lo que le hace sentir bien, un viaje rápido a la tienda de la esquina y unos pocos dólares pueden reponer sus suministros de chocolate. Sin embargo podría ser difícil, para un adicto a la heroína que cuesta mucho dinero, riesgos significativos y la interacción con personas en las que no puede confiar.

Pero comparado con el vacío de lo que sentía antes, invertir en la posibilidad de que pueda sentirse bien con usted mismo(a) y en estar vivo(a) es lo que importa.

Pertenecer y experimentar consecuencias

Claro, otras personas no entienden. Pero eso solo hace que quiera pasar tiempo con personas que sí entienden, cuyas adicciones les hacen sentir exactamente de la manera en que usted se siente. Ni siquiera necesita hablar de ello con ellos: entre ustedes, ya existe una comprensión. Entonces, ahora no se siente como un extraño(a), se siente como un iniciado, un miembro de un club secreto.

Por supuesto, hay un precio a pagar. Puede aumentar o perder peso, experimentar problemas de salud o perder mucho dinero, cosas o relaciones. Pero nada de eso le hizo sentir feliz de todos modos, y, al menos por un corto tiempo, su adicción sí lo hace.

Cuanta más gente le critique, más querrá buscar consuelo en esa buena sensación que obtiene de su adicción. Mientras más le digan los demás sobre lo que debería hacer con su vida, más se convencerá de que no saben de lo que están hablando. Claro, desearía que lo que le dicen fuera verdad, pero en el fondo, sabe que una vida normal nunca fue para usted.

Excepto que anhela una vida normal

Desea poder estar satisfecho(a) con las cosas que parecen alegrar a otras personas, como la graduación, una carrera y una familia. Pero para obtener esas cosas, o para experimentarlas de la manera que desea, tendría que creer en usted mismo(a) y esa creencia en sí miso(a) siempre se le ha escapado.

Querer una cura y sentirse atascado(a)

La mayoría de los adictos lucha con una doble vida. Tratan de mantener su adicción en secreto de la mayoría de las personas, la mayoría de las veces, incluso cuando es bastante obvio para quienes le rodean. Usted tiene dificultades para admitir que ser un adicto(a) es un problema porque no importa cuán fugaz sea, su adicción le brinda ese momento en que todo está bien.

Desea una cura que le quite su adicción, pero no lo volverá a poner donde comenzó, con todas las pérdidas que ha acumulado mientras era adicto.

Y esa cura es posible para cada adicto. Pero significa enfrentar los problemas que causaron la adicción en primer lugar, la profunda insatisfacción con usted mismo(a) y con su vida, y asumir la responsabilidad de cómo su comportamiento afecta a otras personas. Significa aprender a experimentar una sensación más gentil de placer en las pequeñas cosas de la vida y hacer frente a los muchos desafíos e imperfecciones de la vida, sin tener que retroceder a la adicción.

Lo que significa aceptar ser humano, como todos los demás.